Veo con frecuencia que los gerentes y vendedores usan estos 2 términos como si fueran una sola cosa. La verdad es que son dos cuestiones bien diferentes. En este programa aprenderás cuál es la diferencia y cómo usar cada uno para cumplir tu meta.

00:0000:00

Todo lo que hacemos es notable o irrelevante. Esta frase me impactó profundamente. En un mundo con exceso de alternativas, la irrelevancia es la condena de los negocios mediocres. Y de las presentaciones mediocres. Cada vez que he visto una presentación, he bostezado. Generalmente están centradas en lo que al expositor le interesa. Pero soy igualmente culpable. Siempre he tenido problemas para presentar: hago mis presentaciones apurado, como si se tratara de un mero trámite... Bien podría decir que mis presentaciones son irrelevantes. Por eso decidí mejorarlas y hacerme cargo del desafío. Lo primero que hice fue borrar un supuesto vicioso: si el contenido es bueno, si la propuesta es valiosa, el empaque da exactamente igual. Y no es así, el empaque o la presentación sí importa, puede hacer toda la diferencia. Alguien dijo que todos estamos en el negocio de la moda. Todo lo que vendemos debe ser fashion, no solo bueno. 

Adicionalmente, todos estamos en el negocio del entretenimiento. Es decir, aunque vendamos ataúdes, tenemos 2 desafíos imprescriptibles: 

1. Presentar los productos o servicios de manera atractiva. 

2. Y entretener a la audiencia. 

Nada fácil cuando se trata de vender soluciones industriales o servicios de tecnología. ¿Qué tan entretenido puede ser escuchar una explicación técnica para un comprador o tomador de decisión estresado, con sueño y poco tiempo?  El desafío se resuelve respetando un pilar esencial en las presentaciones efectivas: ponernos en el lugar del espectador o del cliente. Sé que es obvio, pero como enseña el zorro en El Principito, “lo esencial es invisible”. Es tan obvio que no lo vemos. Y es tan simple que no lo hacemos. ¿Cómo hacerlo? 

Para enseñar la manera correcta de hace una presentación, conviene enseñar “cómo no hacerla”. A continuación te mostraré 7 maneras de arruinar totalmente una presentación

00:0000:00

En este episodio me entrevistó Gonzalo Soto, un emprendedor serial que está desarrollando un portal de negocios llamado Empresariando.cl. En este portal, Gonzalo entrevista diferentes expertos para que aporten contenido interesante y útil para los emprendedores y hombres de negocios. 

Algunas preguntas importantes: ¿qué es el ciclo de venta? Es decir, cuál es el recorrido de un cliente en la lógica de nuestro negocio.

00:0000:00
http://www.estrategiasdeventa.com - Los clientes pasan por 4 etapas sicológicas cuando hacen negocios con nosotros. 3 de esas etapas o fases, son previas a la compra. La 4ta y última etapa es la implementación: ¿qué debemos hacer para aprovechar la implementación como la zona para nuevos negocios?
Averigua todo esto en el Episodio #4 de El Coach.
00:0000:00

Episodio #1: En este episodio veremos cómo fijar las metas del 2015 usando el método de Warren Buffet. Una simple manera de fijar las prioridades

00:0000:00

En este podcast aprenderemos cómo hacer preguntas SPIN; la base de la venta consultiva.

·      Cuál es el valor de las preguntas en la relación consultiva

·      Los 4 tipos de preguntas: situación, problema, implicancia y necesidad-solución

·      Y vimos un ejemplo en 2 escenarios: un vendedor que toma pedidos y un vendedor consultor.

Para más información, visita EstrategiasDeVenta.com

00:0000:00

http://www.EstrategiasDeVenta.com

Tus clientes, como nos sucede a todos, tienen alternativas para reemplazarnos; en algunos casos más, en algunos casos menos. Pero tienen más alternativas que hace 30 años.

Para vender en los días de hoy, necesitamos un vendedor que configure negocios y que logre crear valor.

Los clientes no quieren taladros, quieren hacer un hoyo.  No compran banda ancha, quieren navegar por internet. No compran máquinas, quieren aumentar su productividad.

Y cada vez que alguien les ofrece productos y no soluciones, el cliente ve que el vendedor no tiene un legítimo interés de ayudar y luego vender, sino que “sólo quiere venderle”.  Los clientes no son tontos, saben distinguir entre un vendedor que quiere darle la mejor solución y uno que simplemente quiere vender y olvidarse del cliente.

00:0000:00